Fauna

Oso de Anteojos: Tremarctos ornatus

El oso de anteojos  es una de las ocho especies de oso que existen en el mundo y sólo vive en la región andino amazónica de América del Sur, en territorios de Venezuela, Panamá, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y la zona norte de Argentina, en ambas vertientes de la Cordillera de los Andes.

En el Perú, el oso de anteojos habita diversos ecosistemas ubicados entre los 500 msnm, a donde baja temporalmente cuando escasea el alimento, y los 4,500 msnm, donde rara vez se le puede observar, prefiriendo vivir en los bosques húmedos y de neblinas situados en las ecorregiones de la Selva Alta y el Páramo, con precipitaciones superiores a los 1,000 mm anuales.

También vive en zonas semiáridas como la ecorregión del Bosque Seco Ecuatorial. Algunos investigadores consideran que actualmente no existen más de 18,000 oso de anteojos en estado silvestre en toda la cordillera de los Andes, que mide más de 7,000 km de longitud, por lo que su densidad poblacional resulta bajísima. Perú, Bolivia, Colombia y Ecuador, son los países con las mayores poblaciones de esta especie, sin embargo en el Perú sólo habitan cerca de 5,000 individuos en 1,800 km de Cordillera, por ello es una especie en peligro de extinción.

Morfología

Alzada: El oso de anteojos es uno de los mamíferos de mayor alzada de sudamérica. mide hasta 2.2 m de alto parado en dos patas. los machos son 50% más grandes que las hembras



Longitud: Este plantígrado mide entre 1.2 y 2 metros de largo, su pequeña cola mide de 7 a 8 cm y sus orejas unos 9 cm desde la base hasta la punta. el tamaño de su cabeza es grande y no guarda relación con el resto de su cuerpo.



Peso: Al alcanzar la madurez el oso de anteojos puede pesar entre 90 y 180 kilos.



Patas: El oso de anteojos apoya la planta de sus patas en el suelo, por ello se le considera un plantígrado. sus pies planos, con 5 dedos provistos de garras, facilitan su postura erecta, la cual emplea para tener una mayor visión del horizonte y amedrentar a sus enemigos. sus patas miden entre 19 y 20 cm incluyendo las garras, que están adaptadas para la trepa de árboles y son muy afiladas.



Pelaje: Su pelaje es largo, espeso y tosco, de color negro, principalmente, y en algunos casos marrón o rojizo, con machas claras de tono amarillento o blanquecino en el rostro y parte del pecho.



Manchas: las manchas en rostro y pecho son las marcas que diferencian a cada oso de anteojos , son como una "huella digital" que, sin embargo, ha generado confusión debido a sus diversas formas, llevando a la creencia que existe más de una especie de oso.



Costillas: a diferencia del resto de sus parientes, el oso de anteojos tiene sólo 13 pares de costillas, mientras que los otros presentan 14 pares.




Costumbres



El oso de anteojos es un animal solitario, de hábitos diurnos y nocturnos, principalmente terrestre pero con algunas costumbres arborícolas como la recolección de frutos y bayas en la parte alta de los árboles.



Para ello el oso de anteojos construye plataformas, a manera de nidos, en las ramas de los árboles, las cuales le sirven como apoyo al momento de recolectar su comida y al mismo tiempo como lugar de descanso y alimento. las plataformas son construidas mediante el acoplamiento de las hojas y ramas del mismo árbol donde está construido.



Se han dado casos en los que el oso de anteojos crea una especie de túneles en medio de la espesa vegetación, especialmente en los matorrales de bambú, construyendo caminos que señaliza y marca con sus feromonas.



A diferencia de sus parientes próximos, como los osos polares, pardos y negros, el oso de anteojos no hiberna, es decir, no pasa el invierno durmiendo.



Reproducción



La hembra del oso de anteojos alcanza la madurez sexual a los 4 años de edad, y a partir de ese momento recién es capaz de procrear.



La formación de parejas para la reproducción se da entre marzo y octubre, y el acoplamiento se realiza luego del cortejo durante el cual la pareja lucha y juega hasta que la hembra queda lista para aparearse. todo ello se produce mientras la hembra se encuentra en su ciclo menstrual, el cual tiene una duración de 1 a 5 días.



El tiempo de gestación del oso de anteojos dura entre 6 y 8 meses, luego de los cuales la hembra pare hasta 2 crías que nacen con un peso aproximado de 300 a 500 gramos.



El período de lactancia se extiende hasta el cuarto mes de vida de los oseznos, sin embargo la madre permanece con ellos por lo menos hasta que cumplen su primer año de edad.



Alimentación



Aunque el oso de anteojos es un mamífero que pertenece a la orden carnívora, su alimentación está constituida básicamente por frutas, cogollos de bromelias, peciolos de hojas de palmeras, cortezas, bayas, bulbos, cactus, hongos, miel, bambú y pseudobulbos de orquídeas.



Sólo el 4% de su dieta incluye a otros animales como pequeños roedores, conejos, ungulados, reptiles, aves, insectos y huevos, por ello el oso de anteojos es considerado el único oso vegetariano del mundo.



Este plantígrado se ubica en el cuarto nivel de la pirámide alimentaria junto con otros omnívoros, y cumple un rol muy importante dentro de la red trófica como dispersador de semillas y como polinizador al transportar polen en su pelaje denso e hirsuto.



Amenazas



Los enemigos naturales del oso de anteojos son el jaguar y el puma, pero es el hombre quien más ha contribuido a diezmar su población debido a la destrucción de los bosques que conforman su hábitat, a la cacería indiscriminada a la cual es sometido y a su tráfico ilícito.



La pérdida de hábitat es el principal problema que enfrenta el oso de anteojos , en vista que los bosques de neblina donde vive están desapareciendo a gran velocidad debido a la deforestación ocasionada por la agricultura migratoria, los incendios forestales y la tala de bosques para madera. apenas le quedan algunos parches boscosos para vivir.



El oso de anteojos es víctima de una cacería furtiva e indiscriminada por ser considerado una amenaza para el ganado y para los campos de maíz. también muere debido a los pesticidas que son vertidos en los campos de cultivo. existencia una creencia infundada que señala que sus garras tienen propiedades curativas.



Otra amenaza que afecta al oso de anteojos es su tráfico ilícito para ser utilizado como mascota de circo, donde es sometido a numerosos maltratos.



Es importante y urgente proteger a esta especie, conservando los bosques donde vive, impedir su cacería y tráfico ilícito, y desterrar el mito de sus garras como medicamento.





Estatus de la especie



El oso de anteojos está incluido en el apéndice 1 del convenio sobre el comercio internacional de especies de fauna y flora silvestre amenazada - cites, que regula el comercio de especies protegidas, considerándola una especie en vías de extinción. en el perú, a través del d.s. nº 013-99-ag del 13 de mayo de 1999, protege a esta especie.



En nuestro país se realizan algunos esfuerzos para su conservación, una muestra de ello se da en la reserva ecológica de chaparrí, perteneciente a la comunidad de santa catalina de chongoyape, en el departamento de lambayeque, donde se rescatan a esta especie con el objetivo de reintroducirla a su hábitat natural.



El oso de anteojos es protegido por el estado peruano en el parque nacional cerros de amotape, p.n. cutervo, p.n. huascarán, p.n. río abiseo, p.n. manu, p.n. tingo maría, p.n. yanachaga chemillén, reserva nacional de calipuy, santuario nacional tabaconas namballe, s.n. ampay, s.n. calipuy, y santuario histórico de machupicchu.

Con tecnología de Blogger.