Pava de monte : Penelope obscura


Las pavas de monte (familia Cracidae) son aves grandes cuyo aspecto es bastante similar a las conocidas aves de corral como gallinas o pavos. Existen en el mundo 44 especies que habitan solamente en el continente americano, desde el extremo sur de los Estados Unidos hasta el norte de la Argentina. En el Ecuador están presentes 14 de éstas, ninguna endémica del país.


Las pavas pueden ser divididas en dos grupos, según los habitáis que prefieren para comer (suelo o árboles) y su tamaño.

En el primer grupo están las pavas y chachalacas, que son especies medianas y pequeñas, de hábitos principalmente arborícelas.

En el segundo están los paujiles, que se cuentan entre las aves más grandes de nuestros bosques tropicales y habitan principalmente en el suelo. Debido a que su dieta está constituida sobre todo por material vegetal -en particular frutos-, juegan un papel muy importante en la dispersión de semillas dentro de los bosques.


Entre las chachalacas, se diferencian por el espacio geográfico que habitan; una en los bosques húmedos de la Amazonía.

En el caso de los paujiles, en el Perú habitan únicamente en los bosques húmedos tropicales de la Amazonía y en el norte de la Costa.

En el país se la considera como vulnerable a la extinción por la intensiva cacería a la que está sometida. Por su tamaño y su sabrosa carne, estos animales son muy apetecidos como fuente de alimento por personas indígenas y mestizas de las comunidades rurales.

Su apariencia es similar a la del pavo. Los paujiles y pavas viven entre los árboles, pero las chachalacas, más pequeñas, se encuentran en medios más abiertos, entre los matorrales. Sus plumajes son generalmente obscuros, pero paujiles y pavas están engalanados con coloridas figuras en el cuello, cabeza o pico.

Se alimentan de semillas, frutas, insectos y gusanos. Construyen nidos en los árboles y la hembra pone e incuba dos o más huevos.




Compartir en Google Plus